La Verdad

Murcia, 19 jun (EFE).- La Audiencia Provincial de Murcia ha dicho en un auto que el Juzgado de Instrucción número Uno se excedió al solicitar una determinada documentación a un investigado porque eso sería tanto como autoincriminarse y vulnerar su derecho a no efectuar ninguna actuación que le pudiera perjudicar.

La resolución de la Audiencia, a la que ha tenido acceso Efe, indica que el Juzgado le dio cinco días de plazo para que hiciera entrega de aquella documentación, que había sido reclamada por el denunciante, con la advertencia de que, de no hacerlo, podría ser encausado por un delito de desobediencia.

En su recurso, el letrado defensor aseguró que el Juzgado en cuestión, con esa forma de proceder, estaría presumiendo que el denunciado tenía en su poder los documentos y objetos reclamados y, además, que tendría la obligación de entregarlos.

"Procede recordar -dice la Audiencia- que el requerimiento se ha efectuado con carácter personal al denunciado/investigado en un procedimiento penal cuyo objeto preciso no se ha significado y tampoco se concreta el presunto comportamiento delictivo atribuido: ¿unas supuestas coacciones?, ¿un presunto apoderamiento de objetos personales? ¿una supuesta estafa? ¿un presunto delito societario...?".

"No puede olvidarse -añade la sala- que la persona investigada no está obligada a efectuar ninguna actuación que le pudiera incriminar o auto-incriminar, ni siquiera perjudicar, y en modo alguno se le puede conminar con una advertencia de comisión de un presunto delito de desobediencia cuando actúa en el ejercicio de sus facultades o derecho como ciudadano investigado".

Y comenta que "distinto es que el Juzgado, en el ejercicio de sus facultades y competencia, pueda adoptar las medidas cautelares personales y reales que considere procedentes con arreglo al objeto de esa instrucción judicial, o acuerde practicar diligencias de investigación en el marco de las previsiones establecidas en la ley".

El tribunal concluye que "en todo caso, lo único que hubiera podido ser 'admisible' sería una mera invitación o requerimiento a la persona investigada, o a su representación procesal o defensa, a hacer entrega de algo o que ello fuera presentado en el Juzgado, pero sin que de esa 'solicitud' pudiera derivarse manifestación o gesto alguno de autoincriminación".