La Verdad

Lorca, 19 jun (EFE).- Las obras de acondicionamiento y mejora de la carretera Camino Real, que comunica las pedanías lorquinas de Purias y Aguaderas, costarán casi 300.000 euros al Gobierno regional y cuando hayan concluido beneficiarán a más de 3.000 vecinos residentes en esa zona rural.

El director general de Carreteras, José Antonio Fernández, y el concejal de Obras, Ángel Meca, han supervisado hoy los trabajos, que concluirán en septiembre y que incluirán la mejora del firme, la corrección del trazado para evitar encharcamientos y la supresión de algunas curvas muy cerradas.

Los trabajos forman parte de las actuaciones previstas de renovación de núcleos rurales que se están realizando en todo el término municipal de Lorca y que persiguen mejorar las comunicaciones de las pedanías con el casco urbano.

Meca ha detallado que el tramo objeto de actuación discurre paralelo a la rambla de Biznaga, que tiene una longitud total de 3,4 kilómetros y que obras prevén la limpieza y restauración de los márgenes de la carretera.