La Verdad

Murcia, 2 jun (EFE).- Las gestiones realizadas por la Asociación de Madres y Padres del colegio de educación infantil "La Naranja", de la pedanía murciana de Beniaján, han conseguido que la Consejería de Educación del gobierno murciano anule su decisión de suprimir un aula el próximo curso.

Miembros de la Asociación, que estos días han recibido la solidaridad de los representantes de distintas formaciones políticas, tenían previsto celebrar hoy una concentración a las puertas de la Consejería, pero durante una entrevista mantenida con un representante de la misma han recibido la noticia que deseaban: la no supresión del aula.

En esta visita han estado acompañados por el alcalde de Beniaján, Francisco Hernández Quereda, que con su presencia quería expresar su respaldo a las madres y padres.