La Verdad

Cartagena, 20 may (EFE).- El Fútbol Club Cartagena iniciará el complicado camino que lleva a la Liga 1/2/3, un objetivo que para los blanquinegros requiere la victoria en tres eliminatorias, la primera de las cuales afrontará desde mañana ante el Alcoyano con la obligación de dar un giro de timón tras dos meses para olvidar.

El cuadro cartagenero, que ha accedido a la fase de ascenso como cuarto clasificado del grupo IV, con 65 puntos, cuando lideraba la tabla hace unas semanas, llega a esta promoción después de haber sumado sólo tres puntos en las cinco últimas jornadas -tres empates y dos derrotas-. De hecho se metió entre los cuatro primeros sufriendo para empatar a cero ante el Recreativo de Huelva y con un bagaje de 18 triunfos, 11 empates y nueve derrotas, con 49 tantos a favor y 35 en contra.

Alberto Monteagudo, su entrenador, es consciente de que deben mejorar mucho para pelear por el objetivo planteado y dicha mejoría se debe notar en el encuentro de mañana, a las seis de la tarde en el estadio Cartagonova.

"Después del sufrimiento de las últimas semanas por creer que teníamos que haber conseguido el objetivo mucho antes, ahora veo al equipo mejor, en paz consigo mismo y más tranquilo en el día a día. Ahora falta que eso se refleje con un buen partido", ha explicado.

Del Alcoyano, que ha sido segundo en el grupo III con 67 puntos, Monteagudo ha destacado que "es un muy buen equipo de la categoría, un conjunto complicado, que pelea todos los balones y se arma muy bien e incluso está más cómodo fuera de casa por poder explotar el contragolpe".

El técnico manchego del Cartagena tiene claro que tienen que "jugar con mucha cabeza y sabiendo lo que requiere en cada momento".

"Si se pone duro, habrá que ponerse el mono de trabajo. Tenemos que controlar el partido y no quiero un encuentro alocado", ha agregado Monteagudo, quien seguramente no podrá contar con los centrocampistas Sergio García y Cristo Martín, ambos con molestias.

Quienes sí podrán participar, salvo sorpresa, son el defensa Moisés García y el también mediocampista Quique Rivero, a pesar de que los dos también arrastran dolencias.

Lo normal es que Rivero, motor del equipo, esté en el once titular que se parecerá mucho si no es el mismo que dispuso Monteagudo hace seis días ante el Recreativo y que estuvo formado por Limones; Óscar Ramírez, Míchel Zabaco, Gonzalo Verdú, Jesús Álvaro; Fernando Llorente, Rivero, Isi Ros, Juanlu Hens; Germán y Artiles.

En cuanto al apoyo de la grada, el entrenador ha enviado un mensaje: "El futbolista necesita a la afición y es importante tener a todo el mundo a favor. Los seguidores tienen 90 minutos para ayudarnos y para poder ir a Alcoy con la sensación de que podemos pasar la eliminatoria y así mantener la posibilidad de conseguir eso que llevamos buscando desde hace bastantes años".