La Verdad

Murcia, 20 may (EFE).- La Audiencia Provincial de Murcia ha confirmado la sentencia de un Juzgado de lo Penal de esta ciudad que en diciembre de 2013 condenó a cuatro personas, integrantes de dos familias, por unos incidentes que comenzaron en una playa de la costa murciana y que continuaron al coincidir en un centro de salud y en el cuartel de la Guardia Civil.

Los condenados fueron dos de los integrantes de la familia natural de Murcia, y los otros, dos hermanos nacidos en Sevilla, que fueron los que presentaron el recurso de apelación que ha sido desestimado por la Audiencia.

Los incidentes tuvieron su origen en una discusión que mantuvieron la pareja de uno de los acusados y la anterior compañera de aquel, ambas acusadas y que resultaron lesionadas.

A raíz de entonces se produjeron otros incidentes en cadena, al llamar algunos de los implicados a sus respectivos familiares, de manera que al final el numero de lesionados se elevó a cuatro.

En la agresión mutua llegó a utilizarse una fusta y, también, un regle metálico de albañilería.

La sentencia, que ahora se ve ratificada por la Audiencia, condenó a cuatro de los acusados a distintas penas, según su grado de participación en los hechos y la gravedad de las lesiones causadas, al mismo tiempo que absolvía a otras tres personas que también habían sido juzgadas por los incidentes.