La Verdad

Cartagena, 19 may (EFE).- La asociación de protección del patrimonio Daphne ha denunciado hoy que vuelven a ser 20 los Bienes de Interés Cultural del término municipal de Cartagena incluidos en la Lista Roja de Hispania Nostra de inmuebles en peligro, al haber regresado a esta relación. Villa Calamari.

En un comunicado, la asociación ha remarcado que Hispania Nostra ha entendido la reiteración en ese expolio y por ello ha devuelto a este palacete modernista al "lugar de dónde, desgraciadamente, nunca debió salir", al tiempo que ha añadido que el Defensor del Pueblo dictaminará sobre ello en un futuro próximo.

Para Daphne, el plan de mantenimiento aprobado en julio de 2015 debió ser impuesto a la propiedad y vigilado por la Comunidad Autónoma desde noviembre de 1999, protegiendo de este modo todos los elementos ornamentales y constructivos actualmente desaparecidos e irrecuperables. Acogiéndose a la legislación sobre patrimonio, la asociación ha indicado que los elementos expoliados en los inmuebles protegidos no podrán reproducirse jamás, pero debieron haber sido conservados, protegidos y custodiados en el estado en que se hallaban en el momento de su incoación.

Por ello, Daphne ha anunciado que no descarta acudir al Ministerio de Cultura para denunciar estos hechos si el recurso de alzada, que actualmente se tramita en la consejería de Cultura no diera una solución definitiva al problema de Villa Calamari, que se encuentra en la misma situación que la Casa del Tío Lobo, en Portmán (La Unión).

Finalmente, la asociación ha recordado que ambos inmuebles, junto a las ermitas del Monte Miral, pertenecen al mismo propietario, y ha incidido en que hay un vínculo directo entre la degradación y el expolio de estos BIC y que no sean abiertos al público durante cuatro días al mes, como obliga la legislación.