La Verdad

Murcia, 19 abr (EFE).- Cerca de un millar de estudiantes murcianos de diez centros educativos, de los que 275 son alumnos de primaria y 720 de secundaria, participan en el programa "Cuenta conmigo" para la mejora de las habilidades sociales y la convivencia escolar.

Según la consejería de Educación, cuya titular en funciones, Isabel Sánchez-Mora, presentó hoy esta iniciativa, el programa ha sido ideado por un grupo de investigadores del departamento de Psicología Aplicada de la Universidad de Murcia tras observar a cientos de menores, que han permitido identificar que la violencia escolar está estrechamente relacionada con las actitudes favorables hacia los diferentes usos de la violencia y la impulsividad conductual.

El programa educativo contempla medidas y actividades estructuradas dirigidas a los alumnos de 4º de Primaria y 2º de Secundaria de 10 colegios e institutos de los municipios de Alcantarilla, Caravaca de la Cruz, Cartagena, Cieza, Lorca, Molina de Segura, Murcia, Mazarrón y Yecla.

Entre las medidas destacan la formación específica a los docentes y progenitores de los alumnos de los centros educativos implicados en el proyecto; realizar talleres de actividades con los alumnos; difusión de las normas pro-convivencia en los centros, o la formación especial de, al menos, cuatro alumnos por clase como 'monitores de convivencia y mediadores'.

También incluye la revisión de los protocolos existentes para detectar e intervenir en los casos de acoso escolar, así como la puesta en marcha de una página web que difunde las actividades y los resultados del proyecto educativo.

En la Región, en virtud de su mayor autonomía, todos los centros docentes cuentan con su propio plan de convivencia, adaptado al entorno social, donde especifican las actuaciones de prevención e intervención que realizan para la detección temprana de posibles casos de acoso escolar y la prevención de conflictos en el aula.

María Isabel Sánchez-Mora explicó que "esta acción es sólo una más de las que pone en marcha la Consejería con el nuevo Plan regional para la mejora de la convivencia escolar" y resaltó que "ayudará a todos los centros a adaptar sus propios proyectos a las nuevas necesidades sociales de cada comunidad educativa, integrando a padres, profesores, alumnos, ayuntamientos, asociaciones y agentes sociales implicados".