La Verdad

Murcia, 31 mar (EFE).- El sindicato de enfermería SATSE ha cuantificado en cien millones de euros al año el gasto que supondría para el Servicio Murciano de Salud lo que califican como "falta de control de las jornadas médicas", así como las derivaciones a la sanidad privada, los pagos de jornadas complementarias y las guardias, informó en un comunicado.

El Sindicato de Enfermería ha notificado la denuncia a la inspección de trabajo y al defensor del pueblo y valora judicializar la demanda por si existe prevaricación o malversación de caudales públicos, o ambos ilícitos, en la gestión del gasto.

Los representantes sindicales responsabilizan al Servicio Murciano de Salud por eximir del control horario al personal médico de los hospitales. Esta práctica, que es respaldada habitualmente por los gerentes de las Áreas de Salud y por la Dirección General Asistencial, según los representantes sindicales, genera un gasto desproporcionado a la vez que aumenta las listas de espera.

SATSE denuncia que no se incluye al personal médico en los programas de control de jornada al que se somete a todo el personal en los centros hospitalarios cuando los empleados públicos tienen la obligación de registrar las entradas y salidas de sus centros de trabajo según determina la Ley de 5/2010 de medidas extraordinarias dictada por el Gobierno Regional.

"Desde el Servicio Murciano de Salud se ha omitido el cumplimiento de dicha norma exclusivamente para el personal médico", añade SATSE.