La Verdad

Murcia, 21 mar (EFE).- Comisiones Obreras y UGT se concentrarán el próximo 23 de marzo ante la sede de la patronal CROEM para reivindicar "salarios dignos" actualizados al IPC para evitar la pérdida de poder adquisitivo de los trabajadores, que calculan se sitúa actualmente en torno al 2 por ciento.

Así lo han explicado en rueda de prensa esta mañana el representante de la Comisión Gestora de CC.OO. Santiago Navarro y el secretario regional de UGT, Antonio Jiménez, que han recordado que estas movilizaciones se suman a las que se llevarán a cabo el jueves en todo el país y dan continuidad a las ya celebradas en los tres últimos meses.

La movilización, ha señalado Jiménez, pretende conseguir cuatro objetivos principales: una "subida salarial suficiente que garantice el poder de compra" de las familias, recuperar el derecho a la negociación colectiva sectorial, asegurar la actualización de las prestaciones públicas y recuperar los derechos sociales perdidos durante la crisis.

En esta ocasión, el acento se pondrá en el ámbito de la recuperación salarial, ya que en este ejercicio los trabajadores perderán en torno a un 2 por ciento de su poder adquisitivo, puesto que mientras el IPC ha aumentado un 3 por ciento, los salarios lo están haciendo en una media de entre el 0,8 y 1,3 por ciento, ha indicado Navarro.

La situación en el caso de los pensionistas, ha dicho, es aún peor, puesto que las pensiones crecerán solo un 0.25 por ciento, 2,75 puntos por debajo del IPC.

Según Jiménez, desde 2008, los trabajadores murcianos han perdido unos 10 puntos de poder adquisitivo, una situación que es necesario revertir, ya que el 60 por ciento de la economía depende del consumo de las familias, ha dicho.

Además, han lamentado la cada vez mayor precarización de los contratos a consecuencia de la reforma laboral y han indicado que de todos los contratos firmados en 2016 en la región, solo el 7 por ciento fueron indefinidos y, de ellos, un 40 por ciento fueron a tiempo parcial o de trabajadores fijos discontinuos.

Asimismo, han alertado, el 67 por ciento de los contratos temporales que se firmaron tuvieron una duración inferior a un mes, por lo que la "calidad del empleo está por los suelos" y se está produciendo un "empobrecimiento generalizado y grave de los trabajadores".

En cuanto a la negociación de los convenios colectivos, Jiménez ha destacado que de los 51 convenios sectoriales que se tienen que renovar en la región, las negociaciones están bloqueadas en 38 de ellos por las condiciones "inasumibles" que plantean los empresarios.

Por último, han exigido la recuperación de derechos sociales que se perdieron durante los años de la crisis ya que el propio Gobierno asegura que la situación ha cambiado, por lo que esa recuperación económica debe dejarse notar en la recuperación de derechos.

Como paso previo a la concentración del día 23, que tendrá lugar a las 12:30 horas, los dos sindicatos organizarán ese mismo día a las 11:30 en la sede de UGT una asamblea en la que explicarán los motivos de la movilización.

Además, han señalado que seguirán ejerciendo este tipo de acciones de presión durante toda la primavera hasta conseguir sus objetivos.