La Verdad

Cartagena, 21 mar (EFE).- El portavoz parlamentario del PP, Víctor Martínez, ha acusado hoy a la oposición de "pisotear" la Constitución española al proponer que la reforma del Reglamento de la Asamblea Regional contemple que los diputados deban abandonar su escaño cuando sean condenados por sentencia sin que ésta sea firme.

Martínez ha declarado en rueda de prensa que es "muy grave torcer las leyes para asaltar el poder" de la Comunidad Autónoma, en referencia a la situación judicial del presidente murciano, Pedro Antonio Sánchez, que también es diputado en la Cámara.

El portavoz ha señalado que la reforma propuesta por PSOE, Podemos y Ciudadanos vulnera la Constitución española y la Ley Orgánica del Régimen Electoral, que indica en su artículo 6.2 que una persona no podrá ser elegida en unos comicios si tiene una sentencia firme en contra.

Martínez ha negado que el PP haya apoyado esta modificación en la reunión de la ponencia para la reforma del Reglamento, porque este cambio "no respeta la separación de poderes" y hace que la Asamblea Regional se parezca "cada vez más" al Parlamento catalán, que ha aprobado la reforma del reglamento, propuesta por JxSí, para agilizar la aprobación de las llamadas leyes de desconexión.

Para el portavoz popular, esta decisión demuestra que la "única obsesión" de la oposición es "dañar al PP" mediante un "espectáculo lamentable" consistente en "utilizar todos los instrumentos posibles", al tiempo que ha calificado esta reforma como "inconstitucional".

Igualmente, Martínez ha dicho que no entiende cómo Ciudadanos "puede participar en una estrategia" que va "contra el ordenamiento y el sentido común". En este sentido, el portavoz popular se ha preguntado "qué hace Ciudadanos negociando con Podemos".

Finalmente, el portavoz popular ha acusado a la oposición de centrar únicamente su estrategia, tras ser citado Sánchez a declarar en calidad de investigado por el caso Auditorio, en las "ocurrencias y las modificaciones" en la Cámara para "asaltar el poder", en lugar de abordar asuntos como el empleo y la situación económica.

"Esta Región necesita una oposición seria y no la conocemos", ha concluido.