La Verdad

Murcia, 20 mar (EFE).- El PSOE ha denunciado hoy la mala situación de la línea 28 de autobús, que une Murcia con Sangonera la Verde, y han reivindicado mayor frecuencia de paso para evitar "hacinamientos", así como acortar el tiempo del trayecto.

El concejal socialista Juan Vicente Larrosa ha acompañado hoy a usuarios de esa línea que han entregado 500 firmas en el ayuntamiento para exigir mejoras en las condiciones del servicio.

Según ha lamentado, el deterioro de la línea comenzó en 2012 y desde entonces se han reducido las frecuencias de paso y alargado el tiempo del trayecto, que ha pasado de media hora a 45 minutos.

Además, los viajeros tienen que ir hacinados en las horas punta y los vehículos presentan goteras, a la vez que el billete no está combinado con otros medios de transporte, lo que incrementa mucho los costes si al llegar al centro urbano los usuarios tienen que tomar otro autobús o el tranvía.

Otra queja de los usuarios, ha relatado el edil, es que el autobús se detiene en todas las paradas de la carretera de El Palmar, pero se han eliminado otras en Sangonera La Verde, lo que perjudica a muchos viajeros.

Por todo ello, el PSOE ha pedido al ayuntamiento que asuma la gestión de estas líneas que conectan el núcleo urbano con las pedanías y que actualmente son competencia del Gobierno autonómico.

El concejal de Fomento, Roque Ortiz, ha señalado al respecto que este asunto debe tratarse en la Mesa del Transporte, que se constituyó la semana pasada y tiene entre sus objetivos trabajar para mejorar las líneas de las pedanías.

Por eso, ha lamentado que Larrosa se dedique a "airear las supuestas deficiencias de esta línea en una rueda de prensa en vez de haberlo presentado donde tendría que haberlo hecho", en esa mesa, lo que demuestra la "falta de compromiso y de interés por solucionar de verdad los problemas reales de los murcianos".