La Verdad

Murcia, 30 ene (EFE).- Cerca de la mitad de las empresas familiares de la Región han aumentado sus ventas y por sexto semestre consecutivo crean empleo, al tiempo que han aumentado un 35% sus inversiones respecto al semestre anterior, según se desprende del Barómetro de la Empresa Familiar.

Fuentes de este barómetro han explicado que el estudio, que hace referencia a los últimos seis meses y en el que han participado 147 compañías, ha sido elaborado por la Cátedra de Empresa Familiar Mare Nostrum y la Asociación Murciana de la Empresa Familiar (AMEFMUR).

Así, el Índice de Confianza Empresarial haya crecido diez puntos y el análisis de las dificultades revela un descenso generalizado, especialmente en lo relativo a la caída de la demanda, la presión competitiva y los requisitos legales.

Además, en los últimos seis meses ha crecido la implicación de la familia propietaria, lo que se pone de manifiesto con una mayor participación en la dirección de la empresa y un aumento de las empresas que serán transmitidas a la siguiente generación (casi un 20%), han explicado las fuentes, que han señalado que la mayor parte de las empresas encuestadas han superado ya la primera generación (72%) y 4 de cada 10 ya ha consensuado el proceso de sucesión del máximo responsable.

Este estudio pone de manifiesto que las empresas familiares perciben que sus principales características tienen que ver con la implicación de la familia en la empresa y viceversa, a la vez que el compromiso con el empleo, la riqueza y la reputación.

Como principales ventajas que tienen respecto a las empresas no familiares, en el estudio se menciona la motivación, la rapidez en la toma de decisiones y la cercanía a clientes, empleados y proveedores, mientras que los inconvenientes son las interferencias de los ámbitos familiar y empresarial y problemas derivados de la falta de tamaño.