La Verdad

Murcia, 1 dic (EFE).- El UCAM Murcia Club de Fútbol sigue teniendo problemas para dejar su portería a cero, algo que tan sólo ha conseguido en cuatro de los 19 encuentros que ha disputado esta temporada cuando la pasada campaña, aunque bien es cierto que en una categoría inferior, logró acabar imbatido 25 de sus 44 partidos.

La derrota encajada ayer por 0-1 frente al Celta de Vigo en la ida de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey dificulta el acceso a los octavos de final para un UCAM CF que suspiraba por un resultado mejor, como por ejemplo el empate sin goles que hubiese dejado las espadas más en alto de cara al compromiso de vuelta, en el que en cualquier caso un 1-2 o cualquier triunfo con más goles clasificaría a los de José María Salmerón.

En el que ha sido su primer enfrentamiento ante un rival de Primera División en toda su historia, el equipo universitario dio la talla pero ese gol encajado le lastra y está siendo la tónica de la presente temporada.

No en vano, es el cuarto encuentro seguido recibiendo al menos un tanto, pues, desde que ganó por 0-1 al Rayo Vallecano, ha perdido por 0-1 ante el Girona y por 2-1 contra el Tenerife y ha ganado por 3-2 al Numancia, todo ello en la Liga 1/2/3; y perdió ayer en el torneo copero.

El cuadro universitario ha encajado gol en 12 de sus 16 partidos ligueros, así como en los tres que ha disputado en la Copa, por lo que sólo ha dejado su puerta imbatida en cuatro encuentros siendo la suma total de goles en contra de 25.

En el ejercicio anterior, en el que el UCAM CF logró el ascenso como campeón de Segunda División B, dejó su marco a cero en 25 de 42 partidos ligueros de Segunda División B, mientras que en la Copa sí encajó en los dos que disputó.