La Verdad

Cartagena, 1 dic (EFE).- El PP ha registrado una moción en la Asamblea Regional en la que pide la creación de una comisión nacional que coordine con las comunidades autónomas y los ayuntamientos la confección de una ley que frene el consumo de alcohol entre los jóvenes, además de endurecer las sanciones a los comercios que vendan estos productos a los menores de edad.

En la moción, los populares proponen también el desarrollo de campañas de concienciación entre la sociedad, especialmente a los adolescentes, sobre los efectos nocivos de esta práctica, así como que la comisión esté coordinada por el ministerio de Administraciones Públicas.

El diputado popular y presidente de la Comisión de Sanidad y Asuntos Sociales, Domingo Coronado ha expresado su satisfacción por al anuncio realizado ayer por la ministra de Sanidad en el Congreso, Dolors Monserrat de una ley para frenar el consumo de alcohol entre los menores.

En este sentido, ha señalado que el anuncio recoge el objetivo de una iniciativa que recoge la necesidad de establecer un marco normativo común que permita a todas las administraciones "hacer frente a este problema social con mayores garantías", ha afirmado.

Para Coronado, el fallecimiento de una chica de 12 años por una intoxicación etílica pone de relieve el "grave problema social", rechazando la "tolerancia y permisividad" con el que se afronta esta cuestión, puesto que no se puede dar carácter de normalidad al consumo de alcohol entre los jóvenes y considerarlo una forma habitual de ocio, ha apuntado.

En este sentido, ha incidido en que los jóvenes se inician antes en esta práctica como lo demuestran los datos del Observatorio Toxicológico de la Sociedad Española de Pediatría, donde se refleja que las consultas en urgencias pediátricas por intoxicación etílica se han multiplicado por dos en la última década y ya llegan casos de comas etílicos en niños de 11 años.

Asimismo, Coronado ha expuesto que durante el año 2015 al menos 5.000 menores fueron atendidos por intoxicación etílica en los servicios de urgencias, aunque la cifra podría ser más elevada ya que muchos de ellos no acuden al hospital, ha alertado.