La Verdad

Lugo, 1 dic (EFE).- Luis César Sampedro, técnico del Lugo, ha afirmado que no tiene "mucho en cuenta" que el club de fútbol UCAM Murcia sea el peor equipo de la categoría como local con dos victorias y tres empates en ocho encuentros.

"El UCAM Murcia tiene sus números, todos tenemos un pasado en estas 16 jornadas, ahora hay una estadística que dice que ese equipo no lo está haciendo bien en casa. Es un dato que está ahí, que lo revisamos, pero que tampoco tenemos mucho en cuenta. Nosotros también tenemos nuestro pasado y hay que olvidarlo", comentó en rueda de prensa.

La segunda victoria del UCAM como local lo consiguió el pasado fin de semana ante el Numancia (3-2) y Luis César pronosticó que "la alineación va a ser parecida" a la de ese encuentro.

"Es un equipo que a veces varía su posicionamiento defensivo y disposición táctica. Viene de ganar un partido y de hacerlo bien en Copa ante un rival de superior categoría. Nosotros intentaremos que se vea un buen Lugo allí", deseó.

El preparador del Lugo explicó que el UCAM "tiene un buen equipo, buenos jugadores, un entrenador que conoce el oficio".

"No tiene a lo mejor el nombre del Valladolid, del Zaragoza, del Getafe, pero es un buen equipo", destacó en su comparecencia.

El preparador rojiblanco explicó que el equipo debe "pensar solamente en ser competitivo en este partido, mejorar la eficacia en las áreas y conseguir una victoria".

Los lucenses han concedido cinco derrotas en las últimas siete jornadas y Luis César lo atribuyó a haber perdido "un poco de eficacia en las áreas".

"Somos un equipo que marca muchos goles, que encaja muchísimos goles y que también tiene muchos penaltis en contra. Si bajas la eficacia en nuestra área y en la rival, evidentemente pasa que no ganas", justificó.

Luis César afirmó que él debe ser "el timón emocional del equipo y no puede tambalearse", sino que debe transmitir "fuerza y seguridad a sus jugadores".

"El futbolista no puede tener pensamientos negativos porque los actos después son consecuencias de esas imágenes y pensamientos. Hay que trabajar la confianza y el ánimo para ganar los partidos", opinó.

A pesar del bache de resultados, el entrenador gallego indicó que el equipo está "tranquilo, bien" y sabe que "necesita ganar un partido", pero "a través de trabajar la táctica, la estrategia, con una mentalidad fuerte, competir bien, olvidar mucho y aprender".

"Me preocupa que el equipo tenga muchos goles en contra. Hay goles que son fáciles de evitar. Tenemos que ganar un poco de seguridad, evitar que el rival llegue al área. A veces hay que ser más contundente. Nos están ganando los equipos con poco últimamente", sentenció.