La Verdad

Murcia, 1 dic (EFE).- El jurado popular ha declarado culpable de un delito de amenazas a Juan A.M., un vecino de Cieza que ayer y hoy ha sido juzgado en la Audiencia Provincial de Murcia acusado de exigir a otro la entrega de 20.000 euros al hacerlo responsable de los dos años y medio de cárcel a los que fue condenado por el robo que el segundo denunció hace ahora 20 años.

Los miembros del jurado consideran probadas esas amenazas, que fueron vertidas en los meses de agosto y septiembre de 2014 no solo al denunciante, J.S., sino, también, a miembros de su familia, todos ellos residentes en Cieza.

El veredicto considera igualmente probado que cuando ocurrieron los hechos el acusado estafa gravemente afectado por el trastorno de personalidad que padece y por el consumo de drogas.

Al conocerse el resultado del veredicto, la fiscal del caso, que ayer solicitó una condena de dos años de prisión, la ha rebajado a 21 meses, condicionada a que durante un año no se acerque a menos de 200 meses del denunciante.

Por su parte, la acusación particular se ha adherido a esa solicitud de condena, aunque ha pedido que el alejamiento se prolongue por espacio de tres años y que el mismo se extienda a la familia de J.S.

En ambos casos, no se han opuesto, en aplicación de otro extremo del veredicto, a la suspensión de la pena de prisión, lo que supondría que el acusado no ingresaría en la cárcel.

En la primera sesión del juicio, tanto el denunciante como su pareja quitaron importancia a los hechos y apuntaron que lo único que querían era que el denunciado los dejase en paz y que no los intimidara.

Tras la emisión del veredicto, será ahora el presidente del jurado, el magistrado Abdón Díaz, el que dicte la sentencia y fije la condena.