La Verdad

Cartagena, 1 dic (EFE).- 50 trabajadores de La Manga Club se han concentrado hoy ante la Asamblea Regional de Murcia para protestar por el despido de 13 compañeros en octubre y por la intención de la empresa de convertir a los 400 empleados indefinidos en fijos discontinuos, lo que provocará más recortes laborales y de salario.

El presidente del comité de empresa del sector de hostelería, Carmelo Martínez, ha denunciado que estos despidos se suman a los iniciados paulatinamente por la empresa desde 2008, que acumulan un total de 150, y ha criticado a la dirección por tomar decisiones unilaterales sin negociar con los representantes de los trabajadores.

También ha destacado la contradicción que supone que este complejo hotelero, deportivo y de ocio sea votado sucesivamente en los últimos años como uno de los mejores complejos de golf europeos mientras que las condiciones laborales se están haciendo más precarias y los empleados fijos están siendo despedidos para ser sustituidos por trabajadores con contratos de menor calidad.

En este sentido, ha remarcado que van a solicitar una entrevista con el consejero de Desarrollo Económico, Turismo y Empleo, Juan Hernández, para explicarle que al tiempo que el Gobierno regional proclama que "esta es la legislatura del turismo", los trabajadores del "buque insignia" están sufriendo "recortes laborales".

Martínez ha alertado de que la conversión de la plantilla en fijos discontinuos, amparada por la reforma laboral de 2012, hará que cobren un salario inferior, al pasar a trabajar cada año durante nueve meses en lugar de los doce actuales.

Este mes de diciembre se realizarán movilizaciones que llevarán a la convocatoria de una huelga indefinida en temporada alta si no se reconducen las negociaciones con la dirección.

Martínez ha valorado la receptividad de los alcaldes de Cartagena y La Unión y de los grupos parlamentarios, cuyos representantes les han transmitido su intención de presentar una moción conjunta al respecto de su situación.

El diputado de Podemos Andrés Pedreño ha señalado que preguntará al departamento de Turismo por esos despidos mientras la empresa recibe subvenciones públicas y el socialista Ángel Rafael Martínez Lorente ha pedido a la empresa que los evite y no aproveche la reforma laboral para cambiar los contratos de los trabajadores.

"En un entorno turístico boyante como el nuestro no se justifica que empeoren las condiciones laborales del sector", ha apuntado.

Ahora que el Gobierno regional está invirtiendo dinero público en mejorar la carretera Los Belones-Atamaría, que da servicio al complejo, "la empresa debería devolver a la sociedad el esfuerzo realizado mediante la creación de empleo", ha concluido.