La Verdad

Murcia, 1 dic (EFE).- La Sala de lo Contencioso del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de la Región de Murcia ha anulado la orden de octubre de 2011 de la Consejería y Hacienda por la que se modificó la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) del personal de la administración regional porque se prescindió el proceso negociador con los sindicatos.

La sentencia, a la que ha tenido acceso Efe, estima así el recurso que la Federación de Servicios a la Ciudadanía de CC.OO. presentó contra la dictada por el Juzgado de lo Contencioso número $ de Murcia que, en abril pasado, no admitió la demanda al negarle a esa organización legitimidad para plantear la cuestión.

Ahora, la Sala, con ponencia de la magistrada Pilar Rubio, no solo le reconoce esa legitimidad, sino que entra en el fondo del asunto y anula la orden, ya que la modificación incluía aspectos que debían haber sido negociados previamente.

Al estimar el recurso, dice la Sala que el Tribunal Supremo ha dicho en varias sentencias que " la falta de negociación, cuando sea procedente y obligatoria, supone la ausencia de un elemento esencial que vicia el procedimiento y, en consecuencia, hace nulo el acto".

Comenta también que la resolución que ahora se deja sin efecto iba más allá de la facultad de autoorganización de la administración regional.

Así, dice, "no se limitaba a adaptar los puestos de trabajo existentes a la nueva estructura, sino que, junto a esta adaptación se llevaban a cabo modificaciones sustanciales de algunos puestos de trabajo, como es abrir el de secretario o secretario general al Grupo C1, modificándose igualmente el cuerpo u opción".

La sentencia condena en costas a la administración regional al haberse estimado la demanda planteada por la citada organización sindical.