La Verdad

Cartagena, 30 nov (EFE).- El pleno de la Asamblea Regional ha aprobado hoy por unanimidad la reforma de la Ley de Personal Estatutario del Servicio Murciano de Salud, que mantiene la incompatibilidad de los cerca de 80 jefes de servicio para ejercer en la actividad privada, ya sea clínica o docente.

La oposición ha rechazado el último intento del PP para eliminar la incompatibilidad de los jefes de servicio a través de un voto particular, lo que ha llevado al diputado Javier Iniesta a asegurar que esta medida sólo causará "perjuicios a la sanidad pública" porque algunos de los "mejores profesionales" van a abandonar los centros sanitarios del SMS.

Tras la votación, la consejera de Sanidad, Encarna Guillén, se ha comprometido a "trabajar firmemente" para adaptar la organización del SMS a la norma aprobada, pero ha advertido de que mantener la incompatibilidad aleja a la Región de la mayoría del resto de las comunidades autónomas, que sí permite la compatibilidad.

En este sentido, ha afirmado que "pocos profesionales" van a mostrar interés por ocupar estos puestos, por lo que ha aventurado que habrá dificultades para conseguir médicos que quieran ejecutar esta tarea, al tiempo que ha considerado un "error" vincular el aumento de las listas de espera con la compatibilidad.

La reforma también asegura que los profesionales sanitarios no perderán su plaza básica mientras están ocupando otro puesto, así como que todos los cargos se eligieran por concurso de méritos, excepto las plazas de subdirector general, secretario general, secretarios particulares de altos cargos y gerentes de área, que seguirán siendo elegidos por libre designación.

Además, la oposición ha aprobado una enmienda que suprime un artículo que impedía la participación de los sindicatos en la regulación de estas disposiciones, según lo previsto en el Estatuto Básico del Empleado Público.

Desde los grupos parlamentarios, el diputado socialista Emilio Ivars ha valorado que la derogación de la incompatibilidad hubiera supuesto una "amnistía" a los responsables de la consejería que han permitido que los jefes de servicio hayan desarrollado actividad privada.

Por su parte, la diputada de Podemos María Ángeles García ha apuntado que el PP, que "hacía la vista gorda", ha querido modificar este régimen debido a las denuncias que surgieron por parte del colectivo médico, al tiempo que ha recordado que "ser un buen médico no significa ser un buen gestor" y que se "elimina la sombra de duda" sobre la actuación de este personal.

El parlamentario de Ciudadanos Juan José Molina ha insistido en que la reforma "no prohíbe nada" sino que mantiene una incompatibilidad que el SMS "se ha saltado a la torera", abogando por colocar a gestores al frente de los servicios y no a médicos, que podrán dedicarse exclusivamente a la actividad clínica. "Las mejores manos tienen que estar sobre los pacientes y no sobre los papeles", ha concluido.

Todo el hemiciclo ha dado luz verde a una moción del PSOE para que el ministerio de Fomento realice una nueva salida en la autovía del Altiplano, con el objetivo de dar servicio directo a la carretera del Carche (Jumilla), evitando que los vehículos pesados que dan servicio a las bodegas y fincas agroalimentarias de esta zona tengan que dar un "rodeo innecesario" de hasta 10 kilómetros.

Finalmente, también ha salido adelante con el soporte de todos los grupos una moción conjunta de PP y Ciudadanos de condena y rechazo a la "brutal" agresión sufrida en un bar de Alsasua por dos guardias civiles y sus parejas, además de mostrar el apoyo y solidaridad con la Benemérita ante una "violencia que no puede quedar impune".