La Verdad

Murcia, 30 nov (EFE).- La Consejería de Educación y Universidades ha negado esta tarde que se vayan a crear "guetos" de niños enfermos en unos cuantos centros educativos murcianos que contarán con enfermero, pues este servicio "se irá extendiendo a otros en función de las necesidades" que ese departamento "vaya detectando".

Fuentes de la consejería salen al paso así de las acusaciones en esos términos de la Plataforma de Enfermería Escolar, que ha pedido hoy además que haya un enfermero en al menos 82 centros escolares el próximo curso para cumplir el mandato del Parlamento murciano.

Una moción aprobada el pasado octubre por la Comisión de Sanidad de la Asamblea Regional de Murcia solicita que los 611 centros educativos de los 45 municipios cuenten con enfermeros de forma progresiva, sin especificar plazos de implantación ni presupuesto.

La consejería relata que "siguiendo su compromiso de avanzar en la mejora de la atención educativo-sanitaria para alumnos con necesidades de cuidados sanitarios especializados, hace dos cursos dotó a dos centros educativos", uno en Murcia y otro en Cartagena, "con recursos de personal de enfermería", a los que han añadido otros dos este curso", en Lorca y Molina de Segura.

Así pues, entiende que "no se trata de crear guetos, sino de todo lo contrario: dar una respuesta educativa ligada a la acción sanitaria que estos alumnos necesitan por sus características de salud".

Tras indicar que "están escolarizados en centros ordinarios para potenciar la inclusión con el resto de alumnado y normalizar su vida escolar, sin que la enfermedad afecte a su desarrollo integral", la consejería señala que "actualiza permanentemente las demandas y necesidades que somete a estudio sin que hasta la fecha conste ninguna situación sin atender".

"No vamos a tolerar", ha señalado esta mañana la plataforma, que la moción "quede reducida a los llamados centros de referencia sanitarios propuestos por la consejería" para crear "guetos de personas enfermas, propios de otra época y otros regímenes".

Por otro lado, las 37 entidades que la componen, entre ellas, los colegios de enfermería y de farmacéuticos, la facultad del ramo de las universidades de Murcia y Católica San Antonio y los sindicatos CC. OO, Anpe, Csi-Csif, SPS, UGT y Satse, han criticado que la consejería "obligue a asumir la atención y administración de tratamientos a estos niños a personal no cualificado (auxiliares técnicos educativos y/o profesores) que se ven desbordados ante graves situaciones de riesgo vital".

A este respecto, el departamento que dirige María Isabel Sánchez-Mora informa de que "el alumnado con necesidades de cuidados sanitarios no especializados como alimentación o administración de medicación recibe apoyos de 391 auxiliares técnicos educativos en 239 centros públicos".