La Verdad

Murcia, 30 nov (EFE).- Un estudiante de Bullas residente en Murcia ha denunciado que fue al hospital Virgen de la Arrixaca, de la ciudad donde vive, con una apendicitis aguda muy avanzada que derivó en peritonitis, dos operaciones y 18 días de hospital al ser llevado al del Noroeste por no estar empadronado en la capital.

El PSOE en la Asamblea Regional de Murcia ha anunciado hoy, cuando el caso ha saltado a algunos medios de comunicación, que preguntará por él a la consejera de Sanidad, Encarna Guillén.

El diputado Jesús Navarro ha tildado de "lamentable" el episodio relatado por el afectado, Iván Sevilla, en la web elperiodicum.es, en la que cuenta que tras ingresar con un episodio muy avanzado de apendicitis aguda, los médicos le dijeron primero que lo operarían allí de inmediato.

Pero, siempre según Sevilla, luego le dijeron que no podían hacerlo porque al estar empadronado en Bullas, tenía que ser intervenido en el hospital de Caravaca de la Cruz, el que le corresponde por zona, al que llegó en ambulancia más de 12 horas después.

Tras ser operado, al haber pasado tanto tiempo antes de la intervención, la infección se propagó y se convirtió en peritonitis aguda muy avanzada, por lo que ingresó de nuevo en el quirófano a los tres días, lo que le supuso importantes problemas de salud y dolores derivados de dos anestesias generales que lo obligaron a permanecer ingresado 18 días en el hospital, donde perdió 6 kilos.

Relata también que el retraso en llegar al otro hospital se debió a que la ambulancia que lo llevaba tardó ocho horas en recogerlo tras su ingreso en la madrugada de un sábado y una vez en camino recibió la orden de regresar a recoger a dos personas que habían sido dadas de alta, lo que ocasionó otro retraso de hora y media.

"Si pasan unas horas más, el chaval ni lo cuenta. Si llega un paciente así a mi hospital, lo primero que hago es operarle", cuenta Sevilla que le dijo literalmente el cirujano que lo operó en Caravaca a la madre del enfermo.

Fuentes de la consejería han señalado a Efe que se abrirá una investigación sobre el caso y si se constata que las cosas fueron tal y como relata el afectado, lo que sería "inadmisible", se depurarían las responsabilidades pertinentes y se tomarían las medidas precisas para que no se pudiera repetir el caso.