La Verdad

Murcia, 29 nov (EFE).- La superficie artificial creció en Murcia entre 1987 y 2011 a un ritmo de 2,39 hectáreas diarias, el séptimo mayor por regiones, lo que supone un incremento porcentual del 92,74 %, el segundo más alto de España en esos 25 años, solo por detrás del de Navarra, cuando el crecimiento medio español fue del 55 %.

Así se recoge en el informe del Observatorio de la Sostenibilidad "25 años urbanizando España: La generación que multiplicó la superficie artificial de una forma insostenible, 1987-2011 (URB16)".

Este observatorio está integrado por geógrafos, biólogos, un investigador del Museo Nacional de Ciencias Naturales (CSIC), ingenieros, ambientalistas, ecólogos y economistas que han trabajado en la universidad, las empresas y la administración pública.

A pesar de ser uniprovincial, las 43.542,94 hectáreas de superficie artificial de la comunidad murciana son la undécima mayor cifra absoluta por regiones, tras -con la excepción de la que acoge la capital de España- las pluriprovinciales Andalucía, Cataluña, Comunidad Valenciana, Madrid, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Galicia, Aragón, Canarias y Extremadura, por orden de mayor a menor.

Sobre la superficie total, el porcentaje de la artificial es en Murcia del 3,85 por ciento, el séptimo de España por comunidades tras los de Madrid, Canarias, Comunidad Valenciana, País Vasco, Baleares y Cataluña, cuando la media española es 2,42 por ciento

Según sus tipos, casi la mitad de los suelos artificiales de la región murciana, el 47 %, son áreas urbanas -frente a una media nacional del 56 %-, a las que siguen con un 28 % las industriales, comerciales y de transportes -25 % en España-.

Las explotaciones mineras, de vertido de residuos y del sector de la construcción ocupan un 19 %, cinco puntos más que la media española, con el 6 por ciento restante de zonas verdes y deportivas, un punto superior al promedio nacional.

A este respecto, según los indicadores de calidad de vida del informe, en Murcia el porcentaje de superficie verde en la urbana es del 0,22 %, cuando la media nacional lo multiplica por más de 11 hasta alcanzar el 2,53 %, como ocurre con la relación de hectáreas de superficie verde por cada mil habitantes, 0,03 en Murcia y 0,38 en España.

En cambio, Murcia supera la media nacional de superficie en instalaciones deportivas y recreativas, con 1,63 hectáreas por millar de habitantes frente a las 0,98 de promedio nacional.

En general, la superficie artificial en relación a la población es en Murcia de 29,78 hectáreas por cada mil personas, algo superior a las 26,95 de la media española.

La superficie de infraestructuras con respecto a la urbana representa en Murcia un 7,86 % y en España una media del 9,49 % y la tasa de emisiones de gases de efecto invernadero difusas en superficies urbana, industrial y comercial es en la región de 210.000 kilos por hectárea, menor que los 270.000 que promedia España.

Según las conclusiones del informe, "el mayor protagonismo en la antropización del suelo en Murcia es el desarrollo de cultivos agrícolas intensivos de regadío y bajo plástico y se identifican importantes áreas por ello en diversas zonas de la vega del Segura, en el entorno de Puerto Lumbreras, en posiciones cercanas a la costa por el oeste y entre Murcia y el mar Menor".

Los procesos de semiantropización y naturalización "tienen menor incidencia y están más dispersos", añade.

El crecimiento de los usos artificiales en esta comunidad se aliena en "dos ejes claros" articulados a partir del crecimiento de la capital ciudad de Murcia y se diferencia uno este-oeste desde ahí en dirección sudoeste hasta Lorca y Puerto Lumbreras y otro hacia Cartagena por el sur y hacia Albacete por el norte.

Fuera de esos dos ejes, se identifican también ciertos crecimientos al sur y el este de Murcia capital, mientras que los de la costa están muy vinculados a los núcleos urbanos preexistentes en 1987.