La Verdad

Murcia, 29 nov (EFE).- La Audiencia Provincial de Murcia ha confirmado la sentencia de un Juzgado de lo Penal de Lorca que, en abril pasado, condenó a un vecino de esta última ciudad al pago de una multa de 1.620 euros por denunciar falsamente que le habían sustraído el teléfono móvil durante la celebración del bautizo y la ceremonia de "corte de pelo" del hijo de un amigo.

La sentencia, a la que ha tenido acceso Efe, señala que el Juzgado declaró probado que el denunciante participó en la fiesta, que se celebró en una discoteca de Lorca en la noche del 25 de junio de 2011 y que durante la misma, el acusado perdió su móvil.

El Juzgado añadía que "al tener concertado un seguro sobre el mismo que cubría el riesgo de robo, en la tarde del día 27 de junio compareció en la Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía y denunció que en la noche del día anterior había sido abordado por cuatro individuos que, con amenazas, le robaron la cartera y el teléfono móvil.

En su denuncia añadió que la cartera pudo recuperarla poco después en una papelera, aunque de la misma habían desaparecido los 200 euros que llevaba en ella, pero no así el móvil.

El Juzgado señalaba que la compañía telefónica acreditó a lo largo del proceso que el teléfono se encontraba en poder de una mujer que también había acudido a la fiesta y que lo encontró abandonado en los aseos del local.

La sentencia, que ahora se ve confirmada por la Audiencia Provincial de Murcia, condenó al acusado como autor de la simulación del delito de robo.

En la apelación, que no ha prosperado, el denunciado alegó que como iba bajo la influencia de la ingesta de bebidas alcohólicas cabía la posibilidad de que, sin intención alguna, hubiera creído que también le habían robado el citado objeto.