La Verdad

Murcia, 19 oct (EFE).- Investigadores de la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT) analizarán y estudiarán el grado de cumplimiento del Plan General de Ordenación Urbana de Murcia (PGOU), tanto en su vertiente urbanística como medioambiental, para poder revisarlo y modificarlo de la manera más acorde posible con la realidad del municipio.

El alcalde de la ciudad, José Ballesta, y el rector de la universidad, Alejandro Díaz, han firmado hoy un convenio de colaboración en ese sentido para poner en marcha un programa de vigilancia ambiental y análisis del planeamiento municipal que será llevado a cabo por 5 expertos del Laboratorio de Investigación Urbana de la UPCT, un investigador de la Universidad de Murcia y cinco estudiantes de los últimos cursos de la universidad cartagenera, que serán becados para participar en el proyecto.

Según ha explicado el director del laboratorio, Marcos Ros, este convenio permitirá analizar hasta dónde se ha cumplido el PGOU, elaborado en 2001, tanto desde el punto de vista de los desarrollos urbanísticos y su grado de ejecución, como en el plano ambiental y la adaptación de los proyectos a los preceptivos informes de impacto ambiental.

Ese análisis, ha apuntado, dará un planteamiento global del grado de ejecución del PGOU y permitirá abordar cambios en las previsiones del mismo en función de la nueva realidad del municipio.

En ese sentido, el concejal de Urbanismo, Antonio Navarro, ha indicado que aunque 15 años no es un periodo excesivamente largo para un PGOU, desde 2001 las circunstancias de la ciudad han cambiado de manera importante, afectadas sobre todo por la importante crisis económica de los últimos años, por lo que este estudio permitirá una revisión más exhaustiva del plan.

Los estudios, que estarán financiados con 150.000 euros (un 65 por ciento con fondos municipales y el resto con fondos de la UPCT), se prolongarán durante 15 meses, y el convenio estipula un plazo de 9 meses más para la difusión de los resultados.

En paralelo, ha señalado Navarro, el Consistorio ha puesto en marcha un nuevo departamento de Cartografía e Información Urbanística que llevará a cabo un nuevo vuelo cartográfico del municipio que dará datos concretos y actualizados de la situación urbanística, ya que el último mapa de este tipo se hizo en 2012.

Ballesta ha mostrado su satisfacción por este acuerdo y ha considerado que la UPCT aportará "independencia y objetividad" a los estudios, además de "rigor técnico y profesionalidad basados en la excelencia".

Por su parte, el rector ha considerado que los estudios marcarán "un antes y un después en el desarrollo urbanístico" de la ciudad, y ha resaltado la importancia de la colaboración entre diferentes administraciones e instituciones públicas.