La Verdad

Murcia, 19 oct (EFE).- Los miembros de la Policía Científica del Cuerpo Nacional de Policía que han declarado hoy en el juicio iniciado el pasado 28 de septiembre contra los asesinatos de la jugadora holandesa de voleibol Ingrid Visser y de su pareja, Lodewijk Severein, se han centrado en los resultados del análisis de la ropa que vestían ambos.

Estos testigos han explicado que las prendas de vestir que llevaba la pareja cuando perdieron la vida en la casa rural a la que fueron trasladados el día de los hechos -13 de mayo de 2013- fueron cortadas con un instrumento compatible con la sierra.

Así mismo han expuesto que la ropa había sufrido el deterioro propio de haber estado enterrada con los cuerpos de Visser y Severein durante casi dos semanas.

Según lo expuesto a lo largo de las sesiones del juicio y lo que se recoge en el informe de autopsia, los cuerpos de ambos fueron desmembrados en la casa rural donde fueron asesinados e introducidos en bolsas de basura en las que fueron trasladados al huerto de Alquería donde fueron enterrados.

El juicio oral, que en las previsiones iniciales se iba a prolongar hasta mediados de noviembre, se ha visto adelantado al renunciar las acusaciones y las defensas a varias de las pruebas previstas tras haber reconocido los acusados la mayor parte de los hechos.

De esa manera, la vista oral continuará mañana con nuevas pruebas de la Policía Científica, para ser reanudada el 24 de octubre con el informe de autopsia, mientras que la entrega del objeto del veredicto a los jurados populares se ha fijado para el 26 del mismo mes.