La Verdad

Murcia, 19 oct (EFE).- El jurado popular que desde el pasado lunes ha juzgado en la Audiencia Provincial de Murcia a un sargento de la Guardia Civil acusado de apropiarse de 13.380 euros incautados a un detenido lo ha declarado culpable.

En el veredicto dictado contra Juan Antonio L.Q., los jurados, por mayoría de siete frente a dos, consideran probado que este suboficial de la Benemérita se apoderó de la citada suma, que le fue intervenida en noviembre de 2011 a un hombre que fue detenido como autor de dos homicidios ocurridos en Mazarrón (Murcia).

Según la versión expuesta por el acusado tanto al declarar en la primera sesión del juicio como hoy, al hacer uso a su derecho a la última palabra, ese dinero lo dejó metido en un cajón de su mesa, en la Comandancia de la Guardia Civil de Murcia.

Y fue a su regreso de Barcelona, ciudad a la que se había trasladado para continuar las investigaciones derivadas de aquel doble homicidio, cuando comprobó que el dinero no estaba donde aseguraba que lo había dejado.

El sargento ha insistido en varios momentos en que en la oficina no existía en el momento de los hechos suficiente control de accesos, por lo que afirmaba que cualquier persona podía haberse acercado a su mesa y apoderarse del dinero.

Al conocerse el veredicto de culpabilidad, la fiscal del caso ha reiterado su solicitud de condena de cinco años de prisión y diez años de inhabilitación absoluta para empleo o cargo público mientras que la defensa ha pedido la absolución.

Será ahora el presidente del jurado, el magistrado Álvaro Castaño-Penalva, el encargado de dictar la sentencia y fijar la condena según la declaración de culpabilidad.