La Verdad

Murcia, 19 oct (EFE).- La empresa municipal Aguas de Murcia-Emuasa ha reducido un 10 por ciento sus emisiones de gases de efecto invernadero durante 2015 lo que equivaldría, según la compañía, a mantener durante 25 años una plantación de 7.000 pinos carrascos.

Según ha informado la empresa en un comunicado, el estudio de su huella de carbono para 2015 indica que Emuasa emitió ese año 2.431 toneladas de dióxido de carbono (CO2), lo que supone un 10 por ciento menos de las emisiones de 2014.

De esa manera, se han dejado de emitir unas 273 toneladas de esos gases a la atmósfera, "lo que equivaldría a realizar una plantación de más de 7.000 pinos carrascos y mantenerlos por un periodo de al menos 25 años", han destacado fuentes de la empresa.

Según han detallado, la reducción de las emisiones ha sido posible gracias a la puesta en marcha de diversas medidas de eficiencia energética, al cumplimiento del compromiso adquirido en 2012 de comprar electricidad con garantía de origen renovable y al incremento de la producción y el autoconsumo de electricidad procedente de fuentes renovables.

Aguas de Murcia ha recordado que estos datos se han obtenido a través de una evaluación voluntaria de la huella de carbono y han sido verificados por una entidad acreditada para ello.