La Verdad

Murcia, 19 oct (EFE).- Agentes de la Guardia Civil han detenido en El Palmar a un narcotraficante sobre el que pesaba una orden internacional de detención y extradición emitida por la Fiscalía de Rabat (Marruecos) por tráfico de droga.

Este narcotraficante huyó de su país y se afincó en Murcia, donde logró pasar desapercibido en una barriada de minorías marroquíes, pero una vez detenido, ha sido entregado en la Audiencia Nacional, en Madrid, para su extradición.

La operación "Kanfri" se inició en agosto, cuando la Guardia Civil recibió una solicitud de colaboración en la que, a través de Interpol, autoridades judiciales de Marruecos interesaban la localización y extradición de un prófugo, reclamado por delitos de tráfico de droga.

Las primeras pesquisas practicadas por los investigadores permitieron descubrir que el sospechoso, además, contaba con antecedentes en España por la presunta comisión de delitos de tráfico de droga y de robo con violencia e intimidación.

A la vista de esta información, la Benemérita centró la investigación en una barriada de la pedanía murciana de El Palmar, donde existían sospechas de su localización.

Los investigadores averiguaron que el sospechoso había fijado su domicilio en esta localidad, donde, amparado por compatriotas, intentaba pasar desapercibido y evadir la acción de la justicia.

La Guardia Civil dispuso dispositivos de vigilancia y seguimiento, dificultados en gran medida por el hermetismo generado en la zona, habitada principalmente por ciudadanos marroquíes, que podrían, en un momento dado de la operación, descubrir a los agentes y alertar al sospechoso para que huyera.

Estos discretos servicios han permitido identificarlo sin género de dudas y establecer sus horarios y rutinas diarias que, a priori, lo hacían pasar totalmente desapercibido entre el resto de compatriotas.

Las vigilancias, prolongadas por espacio de dos meses, han resultado positivas con su detención en virtud de la orden internacional de búsqueda, detención y extradición, por delitos de tráfico de droga, expedida por la Fiscalía de Rabat (Marruecos).

El arrestado -varón, de nacionalidad marroquí, de 33 años- y las diligencias instruidas han sido puestos a disposición de la Audiencia Nacional en Madrid para su extradición a su país de origen, Marruecos.