La Verdad

Cartagena, 18 oct (EFE).- El secretario general del PSRM-PSOE, Rafael González Tovar, ha afirmado hoy que la negativa a negociar pactos sobre agua, educación, sanidad, infraestructuras y violencia de género con el Gobierno regional obedece a que sería "marear una perdiz que está muy mareada" cuando ya hay comisiones sobre la materia en la Asamblea Regional.

Tras la Junta de Portavoces, González Tovar ha señalado que, aunque su voluntad es acordar y llegar a acuerdos con el Ejecutivo murciano y las demás formaciones, no designarán representantes para las mesas de negociación de unos pactos que responden, en su opinión, a una "política más de escaparate y a darle vueltas a lo mismo".

El líder socialista ha recordado que, desde la resolución de los grupos en el Debate del Estado de la Región en la que se mandataba al Gobierno regional a liderar los pactos, el PSOE abogó por que esos acuerdos se alcanzaran en el seno de la Cámara autonómica, de forma que no se "dupliquen" los foros de debate y negociación.

"Esta región no necesita más comisiones, necesita soluciones", ha remachado González Tovar, quién ha ofrecido un "papel en blanco" al presidente murciano, Pedro Antonio Sánchez, en temas como la política hídrica.

El líder socialista ha justificado su posición en que los ciudadanos "están cansados de palabrería" y necesitan "hechos y soluciones, no volver a marear una perdiz que está muy mareada y no está resultando positiva para el futuro de la Región".

Todos los grupos han criticado la decisión del PSOE, entre ellos Podemos, cuyo portavoz, Óscar Urralburu, ha recordado a los socialistas que apoyaron en la Cámara una resolución para que el Gobierno regional liderara las negociaciones de unos pactos que la formación morada quiere abordar, aunque son "muy escépticos" sobre el propósito del Ejecutivo.

Además, Urralburu ha considerado un "escándalo" que el PSOE no quiera hablar de pactos con el PP cuando "va a hacer el mayor pacto, que es darle el gobierno a Rajoy y dar carta de naturaleza a sus políticas".

Desde la bancada del PP, Víctor Martínez ha manifestado que la decisión de Tovar es un "claro ejemplo" de que es un "político caduco" que demuestra su "falta de capacidad para dialogar y alcanzar acuerdos".

Para Martínez, la actitud del secretario general del PSRM-PSOE "certifica que tiene secuestrado el debate en su partido ante su falta de capacidad de adaptarse a la nueva situación política".

Finalmente, el diputado de Ciudadanos Luís Fernández ha considerado "pobre" la actitud del PSOE de "ni siquiera sentarse a escuchar", lo que va en detrimento de "sus votantes, la sociedad y la Región de Murcia". "Si no nos sentamos a hablar, ¿qué representación estamos haciendo de nuestros votantes y la Región?", se ha preguntado.