La Verdad

Murcia, 18 oct (EFE).- El Tribunal Superior de Justicia de la Región de Murcia ha desestimado el recurso de la dueña de una casa y balneario en la playa de La Reya, en Mazarrón, contra la factura de 13.160 euros que le pasó la Demarcación de Costas por una demolición que tuvo que hacer al no haberse hecho cargo aquella, como debía.

La sentencia de la Sala de lo Contencioso señala que el derribo lo llevó a cabo una empresa contratada por la administración central en febrero de 2014 tras declarar caducada la concesión de terrenos de dominio público otorgada en junio de 1952.

La sentencia hace un recorrido por todos los trámites seguidos en el expediente de recuperación del dominio público ocupado por la casa y el balneario hasta que, al no conseguirse que la propietaria ejecutara la medida acordada de demolición en el plazo que se otorgó para hacerlo voluntariamente, Costas tuvo que acudir a la ejecución subsidiaria.

En un primer momento, los trabajos llevados a cabo fueron valorados en 16.800 euros que fueron requeridos a la dueña, pero tras un recurso de esta, que consideró excesiva esa cuantía, fue reducida a 13.160.

En su recurso, la demandante pidió la anulación del expediente de ejecución forzosa y, de manera subsidiaria, que se rebajara la cantidad reclamada por los trabajos de derribo.

Al desestimarlo, la sala dice que la liquidación está desglosada en diversos conceptos, con albaranes y facturas que acreditan los gastos asumidos para llevar a cabo el derribo de las instalaciones.