La Verdad

Murcia, 18 oct (EFE).- El Consejo Jurídico de la Región de Murcia ha emitido un dictamen contrario a que una conductora que chocó contra un perro en la autovía de Zeneta a San Javier sea indemnizada con los 11.000 euros que ha reclamado por los daños sufridos, como pretende hacer el Gobierno autonómico.

El informe señala que no se ha demostrado la relación de causalidad que debe existir entre el accidente y el funcionamiento de los servicios públicos para que pueda exigirse la responsabilidad patrimonial de la administración, en este caso, la autonómica.

En su demanda, la interesada expuso que el suceso se produjo el 6 de octubre de 2012 cuando irrumpió el can en la calzada sin que pudiera evitar el atropello, a consecuencia del cual el vehículo quedó fuera de control y se paró definitivamente en el carril izquierdo tras saltar la mediana.

La accidentada reclamó una indemnización total de 11.000 euros por los desperfectos sufridos por el turismo y los demás perjuicios sufridos, entre ellos, sus propias lesiones.

El Consejo muestra su extrañeza ante el hecho de que la administración regional sea favorable a asumir la responsabilidad patrimonial y a afrontar la indemnización por el accidente.

Dice este órgano consultivo que "no puede aceptarse la responsabilidad de la administración sobre la base de su genérico deber de mantener la calzada expedita y libre de cualquier obstáculo".

Y añade que "ello implicaría exigir la permanente presencia de un vigilante en las vías públicas con el fin de evitar la irrupción de animales, o la obligación de eliminarlos de forma inmediata en el caso de que llegasen a acceder a la vía por cualquier medio y lugar, exigencias que son inadmisibles en cuanto quedan manifiestamente fuera del estándar de vigilancia aplicable en estos casos".