La Verdad

Murcia, 7 oct (EFE).- El Real Murcia, que pese a militar en Segunda División B es el club con mayor arraigo social de la Región, sigue abriendo fronteras gracias en gran parte a la iniciativa de sus aficionados y uno de ellos ha llevado el sentimiento grana a Ruanda, donde un buen número de niños ya practican el fútbol con camisetas del equipo.

Tal y como ha hecho público el Real Murcia a través de su página web, Anselmo Alonso, aficionado y miembro de la peña Los Tomates, fue a la localidad africana de Rukara con la ONG Nueva Fraternidad, con la que colabora.

Antes de emprender el viaje, Alonso se puso en contacto con el club y pidió equipaciones del equipo que repartiría entre escolares de esa población africana, con los que compartiría varias semanas de convivencia con el fútbol como un vínculo más de unión.

La demanda fue atendida por parte del Murcia y los chicos y chicas recibieron las camisetas como estímulo en sus estudios, tal y como ha contado el propio Anselmo Alonso.

"El primer domingo que estuve allí reunimos a todos los niños del pueblo. Al acabar el acto de presentación, hicimos un sorteo con los que tenían mejores notas, para incentivar así el estudio, y elegimos a 25 niños y niñas, a los que hicimos entrega de las camisetas. Luego fuimos al campo de fútbol que había en el pueblo y allí celebramos un partido ante los vecinos. Al domingo siguiente hicimos lo mismo con otros 25 niños y niñas y así sucesivamente", ha explicado.

"Tras mi partida, las hermanas des Sacres Coeur de Jesus et de Marie seguirán con esta bonita iniciativa bajo mi supervisión", ha añadido refiriéndose a un gesto de solidaridad con jóvenes que encuentran en el fútbol un modo de realizarse ante la adversidad.