laverdad.es
Miércoles, 22 octubre 2014
claros
Hoy 6 / 23 || Mañana 7 / 22 |
más información sobre el tiempo
Agencias
Estás en: > > >

Estudian con células madre cómo evitar el rechazo en trasplantes de intestino

Amanda G. Miranda
Zaragoza, 11 mar (EFE).- Un equipo de investigación de Zaragoza, dirigido por la doctora Marta Navarro Zorraquino, estudia cómo las células madres pueden evitar el rechazo a los trasplantes, especialmente de intestino, que tienen un alto índice de mortalidad y de los que la mayor parte se realizan en niños.
Navarro Zorraquino, licenciada en Farmacia y Medicina y pionera mundial en los aspectos inmunológicos de la cirugía, diseñó hace tres años un proyecto para estudiar en ratas el rechazo a los trasplantes, ya que el sistema inmunológico de estos animales es bastante semejante al de los humanos, ha explicado en una entrevista con Efe.
En concreto, las investigaciones se han dirigido a los trasplantes de intestino, por ser el órgano que más dificultades tiene para implantar, con un alto índice de mortalidad y morbilidad en la clínica humana, y porque la mayor parte se realiza en niños, ha agregado la doctora, única mujer española en la sección de Medicina de la Academia Europea de Artes y Ciencias.
Por ello, en el proyecto, que se desarrolla en el Instituto de Investigación Sanitaria de Aragón, colabora el servicio de cirugía que dirige el doctor López Santamaría en el Hospital Infantil de la Paz de Madrid, donde se han realizado el mayor número de este tipo de trasplantes en España y uno de los centros más considerados en el extranjero.
Según Navarro Zorraquino, el problema en los trasplantes es el rechazo y la inmunosupresión, que implica que el enfermo se pueda morir por infecciones, por lo que "hace falta un equilibrio" para evitar que se rechace ese órgano.
Una cuestión "especialmente difícil" en las operaciones de intestino, un órgano que en su opinión tiene muchos linfocitos, células del sistema inmunológico, por lo que es necesario bajar las defensas pero tampoco hasta el punto de que la persona muera por una infección, ha dicho.
De ahí que el grupo "Aspectos inmunológicos de la cirugía", del Instituto de Investigaciones Sanitarias de Aragón y la Universidad de Zaragoza, que dirige Navarro Zorraquino, se haya puesto a trabajar en un proyecto de "inmuno-modulación" con células madres obtenidas del tejido graso, por su participación en el equilibrio de la respuesta inmunológica inflamatoria-antiinflamatoria.
Navarro Zorraquino (Zaragoza, 1942), junto con la doctora Cristina Pastor y tres médicos del Hospital La Paz, han finalizado la fase preclínica con cien ratas, a las que han realizado trasplantes de intestino, en operaciones de microcirugía de una duración de unas tres horas, en las que han participado un anestesista, una enfermera y un auxiliar.
Los intestinos de unas ratas se les han implantado a otras con diferentes genes, para producir un rechazo, y mientras a un grupo se les inyectó en las uniones intestinales células madre obtenidas del tejido graso de otra idéntica, al otro se le realizó una operación habitual.
Ahora, tendrán que analizar los resultados de las biopsias y las células periféricas, con el objetivo de comprobar si las células madre han sido capaces de modificar la respuesta inmunológica al rechazo del trasplante, ha subrayado Navarro Zorraquino, quien en 1975 fue la primera mujer en España que ocupó el puesto de jefe clínica de cirugía en el Hospital Clínico de Zaragoza.
Unos análisis, de treinta parámetros que ya han determinado, que están a la espera de que el proyecto reciba una nueva subvención, ha agregado esta doctora, uno de los sólo tres profesores colaboradores extraordinarios de la Universidad de Zaragoza.
En este sentido, ha lamentado que la crisis esté afectando mucho a la investigación, ya que si se paran proyectos es "muy difícil después recuperar el tiempo perdido". EFE



Videos de SOCIEDAD
más videos [+]
SOCIEDAD