El ruido submarino y la seguridad

Adolfo Hernández.
/L.V
Adolfo Hernández. / L.V

M. J. M. MURCIA

Tecnología que permite escuchar bajo el agua y poder descifrar mediante ese sonido qué se esconde en las profundidades del océano. Esa es la clave de SAES, una empresa con sede en Cartagena cuya especialidad es el estudio y desarrollo de tecnología sobre la base de una disciplina científica muy concreta: la acústica submarina.

«La acústica submarina estudia la propagación del sonido en el agua y en base a eso desarrollamos equipos y tecnología principalmente para defensa, pero también con importantes aplicaciones en el ámbito civil. En realidad no nos limitamos a estudiar la propagación del sonido, sino que conocemos y controlamos la propagación de otras señales en el agua, como las señales eléctricas y magnéticas», como explica su gerente comercial, Adolfo Hernández.

El ejemplo de tecnología basada en la acústica submarina más conocido son los sonares que utilizan los buques y submarinos 'para ver' debajo del agua y que son el máximo exponente de su seguridad, dado que sin ellos sería imposible navegar sumergidos. Además, la tecnología sonar se emplea para detectar a un posible buque enemigo, como otro submarino. Y también se utiliza para no ser detectado, es decir, para tareas de contra-detección. Según Hernández, «esta es una de las razones por las cuales un submarino y la tecnología sonar son elementos tan importantes para la seguridad de un país rodeado en su mayor parte por agua, y por las cuales, el conocimiento que atesora SAES tiene una importancia estratégica. De hecho, el esfuerzo tecnológico en el ámbito submarino avanza para mejorar la detección y la contra-detección. En esta carrera, nuestra empresa se encuentra a la vanguardia&rdquo.

No es de extrañar que la Armada sea su principal cliente aunque su tecnología también tiene aplicaciones en el ámbito civil, en materia de seguridad terrorista y en protección del medio-ambiente marino, y su propósito es aumentar mercado en estos dos ámbitos. Como apunta su gerente comercial: &ldquoSAES ha desarrollado un sonar que permite detectar con antelación suficiente la presencia de un buceador que se acerque con un explosivo a una instalación crítica con acceso al mar, como por ejemplo una planta petro-química. En España y Europa se está incrementando la seguridad en este tipo de instalaciones para evitar cualquier posible asalto. Por otra parte, se está tomando conciencia cada vez mayor de que la protección del medio-ambiente marino, implica también reducir el ruido presente en el mar a causa de la actividad humana&rdquo.

Todo ello es posible a la enorme apuesta de SAES por la I+D, «la innovación es la base de nuestro éxito y nuestra supervivencia, así como la colaboración con universidades y centros de investigación».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos