'La tienda de antigüedades'

T. R.

Tras 'Nicholas Nickleby', la editorial Nocturna ha lanzado 'La tienda de antigüedades', otra de las grandes novelas de Dickens. La historia vuelve a una de sus obsesiones: los niños que deben sobreponerse a las circunstancias adversas. En esta ocasión, la protagonista es Nell Trent, una huérfana que vive con su abuelo en una mísera tienda de antigüedades. Abrumado por las deudas -como en su día lo estuvo el padre del autor-, el anciano recurre al malvado prestamista Daniel Quilp, un enano deforme y jorobado, y será a partir de que él entre en escena cuando la niña y su abuelo emprendan un viaje por Inglaterra. Como en 'Nicholas Nickleby', la galería de personajes resulta tan nutrida como variopinta: feriantes, carboneros que leen el fuego, maestros, domadores de perros, dueñas de museos ambulantes, dandis con un sentimiento trágico de la vida y ponis -ponis, de nuevo- obstinados.

'La tienda de antigüedades', editada por entregas entre 1840 y 1841, encumbró definitivamente a Dickens. Tal fue su éxito que los lectores estadounidenses irrumpían en los muelles de Nueva York para pedirle a los marineros que llegaban de Inglaterra noticias acerca del final de las aventuras de Nell y su abuelo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos