Mañana seré inmortal

JOSÉ BELMONTE

Sobre la literatura de Antonio Parra se ha escrito mucho. Y bueno. Son bien conocidos sus libros de relatos, como 'El obispo de Tánger', o sus obras poéticas, como 'Tardes de domingo', verdadero acopio de hermosas imágenes sin necesidad de recurrir a la siempre tentadora exuberancia del lenguaje. Y no conviene olvidar su faceta de investigador y ensayista, de certero analista de todo lo referente al mundo del flamenco.

Lo que ahora sale a la luz, en una preciosa edición de Nausícaä, dentro de su colección Azarbe, es un amplio ramillete de artículos periodísticos que Antonio Parra ha ido publicando a lo largo de los últimos años en medios como el diario 'La Verdad', donde actualmente colabora, y también en 'El País', donde se le requiere por sus conocimientos de flamencología. Un libro que pone a la disposición del lector un material seleccionado meticulosamente por su autor y en el que se percibe un claro reflejo de lo que ha sucedido en los últimos tiempos. El estilo de Parra y el modo de proceder es único, inconfundible. Sus profundos conocimientos de Literatura, de Filosofía y de otras muchas y variadas artes permiten que en dos o tres centenares de palabras nos pueda ofrecer un análisis muy personal de todo aquello que le circunda, en el que casi nunca falta la ironía, el sarcasmo, la cita puntual y oportuna, la alusión a un determinado escritor o pensador y, sobre todo, el humor. Un cóctel que, lejos de invitar a la borrachera, deja pensativo al lector, quien tiene que rellenar por su cuenta los espacios en blanco, y contestar, a través de la reflexión, a las agudas cuestiones que aquí se proponen. Excelente prólogo, asimismo, de la catedrática de Historia de la UMU, María Martínez, quien en una de sus reflexiones califica de borgeano a Parra y que, como su maestro, suscribe aquello de 'Mañana seré inmortal'. El artículo periodístico, siempre flor de un día, tiene a un digno navegador de sus siempre apetitosas y cálidas aguas.

Fotos

Vídeos