Claros del bosque

J. M. LÓPEZ DE ABIADA

Este valiente ensayo de Elvira Roca Barea ha gozado de un éxito editorial notable y de alto impacto mediático: nueve ediciones en menos de un año, entrevistas en la prensa diaria, en radio y televisión y reseñas de historiadores y expertos en revistas especializadas y culturales. La razón radica en el acercamiento y el enfoque innovador a un argumento añejo y controvertido. Y también en lo atrevido de sus tesis y en el tono -considerado pero sin remilgos- con que contradice y argumenta opiniones defendidas por historiadores y estudiosos de prestigio.

El éxito de ventas se debe en parte a la formación filológica de la autora, que desenmaraña semánticas de tópicos, etimologías y prejuicios centenarios con ánimo de devolverle y darle brillo a la imagen de España. Una imagen maltrecha desde las reformas de Lutero y Calvino. Y también desde las decisiones del Concilio de Trento y los años en que Felipe II perdiera las batallas de propaganda y comunicación libradas en favor de sus intereses y de su imperio.

Objetivo capital de la autora es mostrar los orígenes, las maledicencias y falsedades que configuraron la imagen, las formas y las circunstancias en las que se divulgó y expandió la imagen hasta convertirse en «opinión pública» y en una especie de «sustituto de la historia».

El lector interesado en el asunto deberá considerar el subtítulo del ensayo, puesto que la autora analiza detenidamente otros tres de los muchos imperios que en la historia han sido. Así percibirá mejor las razones que han llevado al indeseado monopolio del significado del sintagma «leyenda negra», referido única y exclusivamente a España, sin necesidad de tener que recurrir al patronímico específico. Tampoco deberá desatender los capítulos referidos a los Países Bajos, a Inglaterra, a las guerras de religión, a la Inquisición y -menos aún- a las muchas páginas sobre los modos de construir al enemigo.

Temas

Libro

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos