La Verdad

Un libro que habla de sentimientos

Un libro que habla de sentimientos

  • Una historia de superación con cinco personajes femeninos

A solo unos pocos meses de haber sido galardonada con el Premio Nadal 2017, 'Media Vida', de Care Santos, sigue dando de qué hablar. Y es lo mínimo que se espera de un novela que se viste con tamaña medalla. Ahora bien, ¿será por su perfecta estructura narrativa, por su trama seductora o por la rapidez con que uno empieza y acaba la sugestiva lectura? Sin duda, todos -o casi todos- coincidiremos con que éstos son tres de los pilares que tiene que tener un 'buen libro'. Además, si a eso le añadimos unos personajes cargados de psicología que mudan su piel con el transcurso del tiempo y que, para más inri, nos hacen cómplices de sus vicisitudes experimentadas a lo largo del trayecto, parece que el 'buen libro' se convierte en 'mejor' todavía. Y así ocurre con 'Media vida'. Sus cinco protagonistas femeninas traen consigo una historia de superación desde distintas perspectivas en un contexto marcado por la transición española; incluso, si se prefiere, podemos hablar de una historia de resurrección personal a partir de las propias cenizas. Todas ellas experimentan el fuego y se queman en un momento determinado; pero, antes o después y recordando la estructura clásica de cualquier tragedia griega, Care Santos restaura la catarsis y la justicia poética, haciendo que resurjan cual ave Fénix. Las cinco comparten un momento decisivo en la niñez sin saber que las marcará de por vida llenándolas de dudas y preguntas cuyas respuestas llegarán con el paso de treinta años; cuando el tiempo y la vida consideran oportuno pues, al fin y al cabo y tal como dijo Buda, «hay tres cosas que no se pueden ocultar por mucho tiempo: el sol, la luna y la verdad». Mientras esta última llega, nos da tiempo a quererlas, a sentir compasión por ellas e incluso a odiarlas; sin embargo, frente al aparente maniqueísmo que las construye, nos damos cuenta de que ni los buenos son tan buenos, ni los malos tan malos. Al contrario, vemos que entre el negro y el blanco hay toda una gama cromática de grises.

En definitiva, se trata de un libro que habla sobre el amplísimo abanico de sentimientos y emociones que caben en un solo cuerpo: amor, odio, amistad, envidia, soledad, miedo, daño, culpa, rencor, arrepentimiento, perdón, supervivencia... Y, si media vida o toda una vida se necesitan a veces para conseguir experimentarlos todos, ni media semana se requiere para devorar esta ágil y enérgica lectura cargada de polifonía y que nos hace preguntarnos ¿los errores de juventud nos persiguen en la madurez?