La Verdad
La escritora Care Santos.
La escritora Care Santos. / EFE

Care Santos y las mujeres rotas

  • En esta obra premiada con el Nadal, la novelista de Mataró narra el reencuentro, en el año de la Ley del Divorcio, de cinco amigas marcadas por un internado de la posguerra

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

Simone de Beauvoir publicó 'La mujer rota' en 1968. En esa obra narraba tres tristes casos femeninos de una clásica y alienante sumisión conyugal que se hacía más dramática en la medida en que caía sobre las protagonistas el peso de la edad y la soledad, o sea el de la huida de las hijas, el de una rutina sin compensaciones y el de un compañero que no acompaña. Si ese libro sacudió las conciencias de la sociedad francesa de hace medio siglo, ¿qué podría contarse de cinco españolas nacidas en 1936 y encerradas en un sórdido internado barcelonés de monjas de la posguerra?

Eso es exactamente lo que cuenta la escritora catalana Care Santos en 'Media vida', la novela con la que ha obtenido el último premio Nadal. Y a ese drama, con atmósfera densa de hospicio, en el que las truculentas religiosas obligan a unas pobres muchachas de catorce años a ceñirse los pechos con vendas y a ducharse sin deshacerse del camisón, se añade un escabroso episodio sexual que se desencadena con un inocente juego infantil de prendas. Una de las cinco chicas debe entrar sigilosamente en el cuarto de un disminuido y peculiar pupilo del colegio, al que llaman el 'tontito Vicente', para cortarle un mechón de pelo y para descubrir, de paso, que estaban equivocadas cuando creían que «no era un hombre de verdad».

Esa aventura infantil, que tiene un grave desenlace, y que escandaliza ridículamente a las monjas, constituye el punto de partida de la novela y también el nudo argumental de esta, que ha de desenredarse 31 años después, en un 1981 en el que se reencuentran para cenar las cinco mujeres, incluida la que fue víctima de la trágica travesura. Las biografías y las psicologías de esas cinco mujeres que Care Santos nos brinda responden al patrón estereotipado de la frustración. Olga Viñó abandonó la carrera de Medicina, que había emprendido con un valor inusual para su época, y ahora se ha convertido en una ama de casa dejada, egoísta y banal con un marido catedrático de Dermatología tan aficionado a los actos académicos como a bromear sobre el talento de su esposa, mientras Marta Viñó, su hermana gemela, que emborronaba diarios y soñaba con ser novelista desde cría, se ha tenido que conformar con escribir libros de recetas de cocina, fiel a los modestos designios que dictó para ella un marido editor que la ha abandonado. Lola Puncel se ha entregado a la música y a una felicidad amorosa que ya ha quedado atrás, y de la que espera un hijo que ya no podrá ver vivo a su padre. Nina Borrás esconde una vida cuarteada y un alma lesionada tras sus atrevidas minifaldas y su audaz temperamento. Finalmente, Julia, la mujer marcada por aquella desdichada incursión nocturna en el dormitorio de un discapacitado psíquico, es la protagonista del libro y la triunfadora del grupo, la diputada feminista que tiene un papel estelar en la Ley del Divorcio que se aprueba en esas fechas.

Casualidades

Care Santos fuerza, quizá demasiado, las casualidades, para dar un significado simbólico al reencuentro de sus heroínas. A la coincidencia cronológica de este con la Ley del Divorcio se añade la innecesaria circunstancia de que justamente sea una de las protagonistas castigadas por aquel sistema represivo la 'apóstola' de la nueva era democrática. Y a ambos hechos se añade la simultánea boda de Lady Di y el príncipe Carlos, que tiene lugar ese mismo día de la cena, como alegórico contrapunto y signo de una providencia laica que les advirtiera del «peligro de los príncipes azules» contra los que ya Beauvoir prevenía a sus coetáneas.

Pero, sin duda, lo que resulta más forzado en el texto es la confluencia de calamidades que asolan al grupo. Por si no fuera bastante negra la suma de la problemática de la 'mujer rota' al triste contexto de la dictadura franquista, se añade ese lúgubre escenario del internado monjil y ese percance tétrico, cuya única culpa parece achacable a la ingenuidad de la edad y que no da para un ajuste de cuentas que tarda más de tres décadas en producirse. ¿«Relato sobre el peso de la culpa y la importancia del perdón», como reza la contraportada? ¿Reflexión sobre la imposibilidad del olvido y una amistad traicionada? ¿No son palabras un tanto grandilocuentes para la historia de unas niñas que no sabían lo que hacían en el contexto de una España muda y secretista? Sin duda también, el perfil psicológico más logrado, por verosímil y realista, del retrato de grupo que nos pinta 'Media vida' es el de Olga, la mujer que se creyó o jugó a creerse las mentiras que le contaron los hombres sobre cómo era la vida. Como es un acierto que sea la antagonista de la novela.

Temas