La Verdad

Añorada Elisa Séiquer

No se equivocó el alcalde de Murcia cuando, días atrás, afirmó que la escultora Elisa Séiquer «huyó del camino fácil para adelantarse a su tiempo, convirtiéndose de en uno de los nombres míticos del arte murciano», aunque hay que creer poco en los mitos, porque son intocables y lejanos; pero la obra de Elisa sí está al alcance de la mano, en algún espacio de Murcia, en no pocas colecciones. El Ayuntamiento rindió homenaje a la escultora añorada, colocando una placa en un lateral del Museo de la ciudad. Su pronta ausencia, hace más de veinte años, nos privó de una mayor expansión de la valentía que derramaban sus obras.