La Verdad

Enrique Gabriel Navarro

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

Un pintor como el cartagenero Enrique Gabriel Navarro llevaba demasiado tiempo olvidado. Fallecido en 1980, vuelve su recuerdo gracias a las tres exposiciones que se inauguraron en el Palacio Consistorial, Museo del Teatro Romano y Centro Cultural de la Fundación Cajamurcia, en Cartagena. La calidad de su obra queda en evidencia ante la contemplación de cualquiera de los métodos que él utilizara, de los cambios que vertiera sobre su pintura o de los géneros que cultivara. No es exagerar si hablamos de un auténtico maestro, que supo envolver su trabajo con la hermosura y la grandeza de la obra bien hecha y bien acabada. Se merecía lo que ahora se celebra y, sin duda, mucho más.