'Vacunas' tecnológicas

Luis Pedro García y Mercedes Cava, de la Politécnica de Cartagena. /A.Gil/ AGM
Luis Pedro García y Mercedes Cava, de la Politécnica de Cartagena. / A.Gil/ AGM

M. J. M.MURCIA

Los virus informáticos son programas escritos intencionadamente para alterar el funcionamiento normal de equipos de tecnologías de la información (ordenadores personales, dispositivos móviles, servidores, etc.) sin el conocimiento o el permiso del propietario o usuario. Por lo general, 'infectan' archivos del equipo con el objetivo de modificarlos y destruir o sustraer datos almacenados. El nombre proviene de la similitud que tienen con los virus biológicos que afectan a los humanos, donde los antibióticos en este caso serían los programas antivirus.

Como explica Luis Pedro García, jefe del Servicio de Informática de la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT), «los virus son creados, en su mayoría, por personas que desean demostrar sus conocimientos de informática, aunque por razones obvias, suelen mantenerse en el anonimato».

En la actualidad hay programas especializados con los que un usuario, sin muchos conocimientos en informática, puede llegar a crear virus informáticos, incluso existen portales web que ofrecen el servicio. Este es uno de los motivos por lo que en la actualidad el número de virus existentes o mutaciones de éstos ha crecido exponencialmente.

«Nos podemos encontrar con diferentes métodos de infección, como puede ser el hacer clic en enlaces a sitios maliciosos incluidos en mensajes de correo electrónico o de redes sociales, visitar un sitio web infectado, insertar una unidad de USB infectada en el equipo informático. Las vulnerabilidades del sistema operativo o de las aplicaciones contribuyen a que sea más fácil el que nuestro equipo informático sea infectado. La ingeniería social es otro método frecuente de infección, en este caso se suele emplear algo que parezca convincente, como una supuesta advertencia de virus, una notificación del banco o un mensaje de un viejo conocido», según García.

En España, y dentro de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil, existe un organismo especializado en la investigación de aquellos delitos que se sirven de las nuevas tecnologías o de internet, el denominado cibercrimen, es el Grupo de Delitos Telemáticos. Sus principales funciones son la realización de investigaciones relacionadas con la delincuencia informática y la identificación y detección de delitos informáticos en Internet.

El Grupo de Delitos Telemáticos es una unidad de investigación contra el cibercrimen y no se dedica a atender problemas de naturaleza técnica de los equipos particulares. Para este tipo de problemas, lo recomendable es acudir a la Oficina de Seguridad del Internauta (OSI) del Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE).

Para evitar que los equipos informáticos sean infectados por un virus, el jefe del Servicio de Informática de la UPCT, recomienda que «además de tener instalado un antivirus y mantenerlo actualizado, hay que seguir las siguientes recomendaciones: utilizar el sentido común y ser precavido ante cualquier cosa que parezca sospechosa, actualizar el equipo informático constantemente, no ejecutar programas o seguir enlaces que lleguen por correo y parezcan extraños, evitar conectar al equipo un USB del que desconozcas su procedencia y mantenerse informado con el propósito de poder identificar adecuadamente los riesgos y poder combatirlos».

Existe una amplia variedad de tipos de virus y cada uno suele dedicarse a una tarea específica. Algunos van directamente a borrar los archivos del dispositivo, mientras que otros actúan como espías, recopilando información para transmitirla a una entidad externa. Hay virus con los que se puede obtener el control del dispositivo, el atacante en este caso suele solicitar un rescate económico a la víctima, amenazándolo con la pérdida de toda la información incluida en el equipo o con su publicación en redes sociales. Otro tipo de virus utilizan el envío de correos electrónicos, aparentando provenir de fuentes fiables, con el propósito de obtener datos confidenciales del usuario, que posteriormente son utilizados para la realización de algún tipo de fraude.

Además de los ordenadores personales, también son vulnerables a los virus informáticos cualquier otro dispositivo tecnológico que se pueda conectar a internet, como las tabletas, los teléfonos inteligentes, los drones, los dispositivos con cámara, los juguetes electrónicos, las pulseras y los relojes inteligentes, televisores inteligentes, etc.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos