Cuando la empresa apuesta por la ciencia pública

M. J. MORENOMURCIA

La empresa murciana Tahe Productos Cosméticos S.L. no solo se caracteriza por permanecer atenta a las demandas del mercado y por el desarrollo de productos que se adaptan a las necesidades de los consumidores, sino también por fabricar todos sus productos en la Región de Murcia y por contar con su propio departamento de I+D+i.

Su preocupación e inquietud por el conocimiento del fundamento científico subyacen detrás de los productos que comercializan, lo que ha determinado un importante crecimiento de la empresa en los últimos años.

En este sentido, la empresa ha encontrado en la Universidad de Murcia un socio científico en el que apoyarse a la hora de desarrollar este tipo de actividades. Pedro Lozano, director de la Cátedra Tahe de Ciencia Aplicada, que desarrollan en común ambas entidades desde el año 2012, afirma que «la Facultad de Química de la UMU ha contribuido de manera destacada al desarrollo del tejido industrial de Región, aportando masa gris al servicio de las empresas, no sólo porque en ella se han formado muchos de los profesionales que ayudan a su crecimiento, sino porque, a través de proyectos de investigación, han elaborado proyectos que de otra forma habría sido imposible».

Al fin y al cabo, los grupos de investigación de la institución docente, como ocurre con los del resto de centros públicos de investigación (UPCT, Imida, Cebas...), están al servicio de la sociedad y abiertos a colaborar con las empresas que así lo requieran con el objetivo de crear un tejido socio económico potente y diferenciado.

A ese respecto, Lozano destaca la figura del director del grupo Tahe, Mariano Magaña, y la de su director de I+D+i, Javier Peñalosa, «por tratarse de personas comprometidas con la industria y con los avances de la mano de los desarrollos científicos».

Fotos

Vídeos